domingo, 15 de noviembre de 2009

En el mundo no hay ningún valor...

"En lugar de decir que la ética es la investigación sobre lo bueno, podría haber dicho que la ética es la investigación sobre lo valioso o lo que realmente importa, o podría haber dicho que la ética es la investigación acerca del significado de la vida, o de aquello que hace que la vida merezca vivirse, o de la manera correcta de vivir. Creo que si tienen en consideración todas estas frases, se harán una idea aproximada de lo que se ocupa la ética. La primera cosa que nos llama la atención de estas expresiones es que cada una de ellas se usa, de hecho, en dos sentidos muy distintos. Los denominaré, por una parte, el sentido trivial o relativo y, por otra, el sentido ético o absoluto. (...) Supongamos que yo supiera jugar al tenis y uno de ustedes, al verme dijera: "Juega usted bastante mal", y yo contestara: "Lo sé, estoy jugando mal, pero no quiero hacerlo mejor", todo lo que podría decir mi interlocutor sería: "Ah, entonces de acuerdo". Pero supongamos que yo le contara a uno de ustedes una mentira escandalosa y él viniera y me dijera: "Se está usted comportando como un animal", y yo contestara: "Sé que mi conducta es mala, pero no quiero comportarme mejor", ¿podría decir: "Ah, entonces, de acuerdo"? Ciertamente no; afirmaría: "Bien, usted debería desear comportarse mejor".

Aquí tienen un juicio de valor absoluto, mientras que el primer caso era un juicio relativo. En esencia, la diferencia parece obviamente ésta: cada juicio de valor relativo es un mero enunciado de hechos y, por tanto, puede expresarse de tal forma que pierda toda apariencia de juicio de valor. En lugar de decir: "Esta es la carretera correcta hacian Granchester", podría decirse perfectamente: "Esta es la carretera que debes tomar si quieres llegar a Granchester en el menor tiempo posible". "Este hombre es un buen corredor" significa simplemente que corre un cierto número de kilómetros en cierto número de minutos; etc.
Lo que ahora deseo sostener es que, a pesar de que pueda mostrar que todos los juicios de valor relativos son meros enunciados de hechos, ningun enunciado de hecho puede nunca ser ni implicar un juicio de valor absoluto. (...)
Nuestras palabras, usadas tal como lo hacemos en la ciencia, son recipientes capaces solamente de contener y transmitir significado y sentido, significado y sentido naturales. La ética, de ser algo, es sobrenatural y nuestras palabras sólo expresan hechos, del mismo modo que una taza de té sólo podrá contener el volumen de agua propio de una taza de té por más que se vierta un litro en ella."

Wittgenstein's Lecture on Ethics

5 comentarios:

Caos dijo...

Y concluimos: la ética no es una ciencia !!!

MariCruz dijo...

Para la etiqueta Über gewissheit

Cuando digo "Supongamos que la Tierra existe desde hace muchos años" (o algo por el estilo), suena muy extraño que se haya de suponer tal cosa. Pero dentro del sistema total de nuestros juegos de lenguaje forma parte de los fundamentos. Podemos decir que el supuesto constituye el fundamento de la acción y, por tanto, también del pensamiento.

Über gewissheit (Sobre la certeza)de L. Wittgenstein. 411,Pág. 52
Compilado por G.E.M. Anscombe y G.H. von wright
Gedisa Editorial 2003

Alvaro León Garrido dijo...

Si la ética pudiera hablar, no la entenderiamos. ¿no? haha

tc dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roberto dijo...

La conclusión de Caos me parece un poco apresurada. Que la ética pueda o no ser una ciencia depende un poco de lo que se defina como ciencia; tenemos en nuestra cultura una precomprensión de ella de manera que únicamente incluye a las llamadas "ciencias físicas". Yo comparto más bien la opinión de personajes como John McDowell, de que la ciencia (la sabiduría) es algo mucho más amplio y que abarca, por supuesto, la ética. Saludos.

Seguidores